color de la lengua
Qué nos indica el estado de nuestra lengua
21 agosto, 2019
Show all

Ortodoncia en adultos

Hasta hace un tiempo, no era habitual encontrar a adultos que usaran aparatos de ortodoncia. Por regla general, llegados a cierta edad se daba por hecho que ya era demasiado tarde para someternos a este tipo de tratamientos. Pero lo cierto es que nunca es demasiado tarde para mejorar nuestra dentadura. Afortundamente, en los últimos años es cada vez más habitual que personas de edad más avanzada busquen corregir sus problemas dentales o de mandíbula para evitar mayores consecuencias o simplemente para mejorar su imagen.

 

beneficios-ortodoncia-adultos

 

Este aumento en su uso se debe en parte a las nuevas generaciones de ortodoncias mucho más discretas, de reducido tamaño y fácil instalación.

Sin duda es una buena noticia que cada vez seamos más conscientes de la importancia de tratar este tipo de problemas, ya que a la larga, incluso aquellos casos menos graves, pueden producir daños severos.

Casos en los que dientes y mandíbulas no se encuentran correctamente alineados pueden producir un desgaste prematuro de piezas dentales o llevar al desarrollo de caries e incluso a tener que utilizar dentaduras postizas.

Los conocidos como ortodoncia transparente han conseguido que los adultos comiencen a dar el paso necesario para tratar todo tipo de problemas fácilmente corregibles gracias a estos aparatos dentales. Nos referimos a problemas relacionados con la maloclusión dental, por ejemplo: dientes torcidos, espacios entre dientes, apiñamiento dental, sobremordidas, submordidas o mordidas cruzadas.

 

ortodoncia en adultos

 

Lo cierto es que los tratamientos de ortodoncia en adultos no son tan sencillos como los que se realizan a niños. Principalmente esto es debido a que los huesos maxilares están totalmente desarrollados, por lo que no es posible actuar directamente sobre ellos para guiar la erupción dental.

La mejor forma de asegurarnos de que necesitamos una ortodoncia, sea esta del tipo que sea, es visitando a nuestro dentista para que nos confirme si realmente su colocación podría mejorar el estado de nuestros dientes y/o mandíbula.

Además, es importante que antes de colocar la ortodoncia, nuestros dientes y encías deben gozar de una buena salud, por lo que nuestro especialista podrá descartar cualquier tipo de problema o tratarlo en caso de ser necesario, ya sea enfermedades de las encías como gingivitis o periodontitis o cualquier tipo de afección bucal como caries.