problemas piercings lengua
Piercings orales: problemas que pueden generar en nuestra boca
25 junio, 2020
Fluorosis Dental ¿En qué consiste?
20 julio, 2020
Show all

Funciones de la saliva en nuestra boca

funciones de la saliva

Dentro de las distintas partes que conforman nuestra boca, una de las habitualmente olvidadas, es la saliva. Curiosamente uno de los elementos esenciales para mantener la salud de la cavidad oral.

La saliva se encarga de evitar infecciones, ayuda a deglutir alimentos y además ayuda a detectar otro tipo de anomalías en nuestro organismo.

¿Qué es la saliva?

Podríamos definir a la saliva como una secreción producida por nuestras glándulas salivares de manera natural compuesta en un 99% por agua y en un 1% pro otras moléculas tanto orgánicas como inorgánicas.

 

funciones de la saliva

 

La producción de saliva en una persona normal varía entre un litro y un litro y medio diarios. Siendo las horas de sueño cuando menos saliva producimos y por tanto cuando más importante es que vigilemos nuestra higiene dental. De ahí viene la insistencia de que debemos lavar nuestros dientes antes de irnos a dormir.

Las funciones más importantes de la saliva

Son muchas las funciones que cumple la saliva, todas ellas importantes y beneficiosas para nosotros.

  • Lubricación y protección: La saliva se encarga de proteger tanto a nuestros dientes como a nuestras encías, funcionando además como un perfecto lubricante que mantiene la boca húmeda y preparada para el habla.
  • Eliminación de bacterias: La saliva tiene la capacidad de acabar con los microorganismos perjudiciales para nosotros que se encuentren en la cavidad oral.
  • Cicatrización: Las heridas de nuestra boca suelen tardar más en curarse debido a que se encuentran en una zona húmeda. Pero la saliva tiene un efecto cicatrizante que aumenta el ritmo de curación.

 

funciones de la saliva

 

  • Masticación: La saliva además ayuda a la deglución de alimentos, colaborando en la formación del bolo alimenticio y facilitando la digestión.
  • Regulación del pH: La saliva regula el pH de nuestra boca y controla el nivel de ácidos generados por la placa bacteriana y los alimentos.
  • Protección contra caries: Gracias a la saliva, podemos diluir muchos de los azúcares que están presentes en los alimentos que ingerimos, lo que disminuye el ritmo en el proceso de formación de caries.
  • Ayuda en la detección de patologías: Ciertas patologías son fácilmente detectables gracias a que estas afectan a la composición de nuestra saliva.