El agua como aliada para la salud dental

Fluorosis Dental ¿En qué consiste?
20 julio, 2020
Show all

El agua como aliada para la salud dental

agua dientes

Sabemos que el agua es un elemento que tiene infinidad de beneficios para nuestra salud en general. Estar hidratados diariamente es esencial, ya que el agua cumple un rol fundamental en muchos procesos de nuestro organismo.

Como ejemplos, el agua elimina toxinas de nuestro organismo, regula la temperatura del cuerpo, funciona como lubricante en las articulaciones, favorece la digestión así como la absorción de nutrientes, etc…

Pero en este artículo, queremos centrarnos en los beneficios que aporta a la salud bucodental.

Una de sus funciones más claras, es la de mantener hidratada boca, evitando de esta forma la incómoda sequedad bucal y favoreciendo la limpieza de la misma.

Es esencial también para segregar una cantidad óptima de saliva, que reduce la posibilidad de contraer caries u otro tipo de enfermedades periodontales.

 

beneficios agua

 

El agua ayuda contra las caries

Las caries, como ya hemos comentado en otras ocasiones, es una lesión en la estructura de nuestros dientes ocasionada por los ácidos de la placa bacteriana.

El agua, al contrario de lo que sucede con otras bebidas azucaradas (zumos o refrescos, por ejemplo), funciona como lavado que arrastra a su paso los restos de comida y las bacterias perjudiciales localizadas en tu boca.

Lógicamente, enjuagarnos con agua no puede sustituir al cepillado dental, por lo que debemos mantener nuestra rutina de higiene diaria más allá de estos enjuagues.

 

enjuague boca

 

Más beneficios del agua en dientes y encías

Además de su función durante la higiene diaria, el agua puede ayudarnos a atenuar las dolencias en nuestra boca en determinadas situaciones.

Por ejemplo, cuando sufrimos de llagas o heridas los enjuagues bucales con sal favorecerán su cicatrización. Igualmente, podemos reforzar el esmalte dental bebiendo agua fluorada, y es vital para evitar las enfermedades periodontales, ya que una correcta higiene bucodental es nuestra principal arma para prevenirlas.

Recuerda que la recomendaciones es beber unos 2,5 litros de agua al día, no descuides nunca tu hidratación y tanto tu cuerpo como tu sonrisa te lo agradecerán.