Las consecuencias del tabaco en la salud bucodental

periodoncia gibraltar
La periodoncia y el cuidado de nuestras encías
29 noviembre, 2018
¿Cómo llevar una buena higiene en ortodoncia?
15 diciembre, 2018
Show all

Las consecuencias del tabaco en la salud bucodental

tabaco dientes

La boca es una de las vías principales que conecta el exterior con nuestro organismo. Cualquier práctica poco saludable en nuestra alimentación puede perjudicar seriamente a la salud bucodental, por no hablar de los efectos tan nocivos que puede traernos hábitos tan poco recomendables como el tabaquismo.

Como sabemos, son muchos los peligros relacionados con fumar, pero aquí nos centraremos en los numerosos efectos negativos que el tabaco tiene en nuestra boca, dientes y encías.

Esta adicción contribuye de forma directa a desarrollar enfermedades periodontales como puedan ser la gingivitis o la periodontitis, de la que hablamos en este artículo anterior.

Halitosis ocasionada por el tabaco

Una de las consecuencias más fáciles de percibir entre los fumadores es el aumento de la halitosis. El tabaco ya de por si provoca un olor fuerte, pero a esto hay que sumarle otras sustancias como el alquitrán y otros aditivos que se añaden a los cigarrillos. La suma de todos estos elementos da lugar al característico mal aliento de los fumadores.

 

fumar consecuencias dientes

 

Dientes de tonos amarillentos

Nuestros dientes también sufren mucho a causa del tabaco. Uno de los efectos más visibles es el antiestético tono amarillo que adquieren.

Los pacientes fumadores presentan en general un riesgo más alto que el resto de la población de perder sus piezas dentales.

Encías pálidas y más proclives a infecciones

El tabaco provoca que riego sanguíneo de las encías se reduzca considerablemente, lo que se traduce en unas encías más pálidas y menos inflamadas de lo que deberían. Esto puede llevar a confusión y a no percibir enfermedades periodontales, con lo que es importante que las personas fumadoras visiten de forma regular a su dentista y controlen este punto.

El humo que se desprende de los cigarrillos contiene todo tipo de componentes tóxicos y carcinogénicos. Esto afecta a nuestras encías, disminuyendo sus defensas frente a ataques bacterianos y haciéndolas mucho más sensibles a infecciones.

Además, los fumadores cuentan con 3 veces más probabilidades de sufrir periodontitis, debido a que suele retrasarse mucho el diagnóstico y la consiguiente puesta en marcha del tratamiento adecuado.

Disminución de defensas

Al disminuir el riego sanguíneo en las encías y de sus defensas, se da el caso de que la capacidad de reparar tejidos dañados y cicatrizar heridas en nuestra boca se reduce notablemente.

 

tabaco dientes

 

Mayor riesgo de desarrollar cáncer oral

En los fumadores, el riesgo de desarrollar cáncer oral es de entre 2 y 13 veces mayor que en las personas que no fuman. Si a esto le sumamos el consumo de alcohol, el riesgo se multiplica.

El alcohol provoca que nuestras mucosas de la boca se abran en exceso, mientras que el tabaco aporta las peligrosas sustancias cancerígenas que penetran en ellas, accediendo por tanto a nuestro organismo.

La mejor forma de prevenir todos estos problemas, además de abandonar el hábito de fumar, es visitar a nuestro dentista de forma regular. Si se deja el tabaco, está demostrado que la salud de nuestra boca se restaura con el paso del tiempo, reduciendo además el número de patologías.