Como evitar el sangrado de las encías

apiñamiento dental
El apiñamiento dental y sus tratamientos
26 diciembre, 2019
caries interdentales tratamiento
Síntomas y prevención de las caries interdentales
31 enero, 2020
Show all

Como evitar el sangrado de las encías

sangrado de encias

Si estás acostumbrado a ver como tus encías sangran durante y tras el cepillado, o al usar hilo dental, es recomendable que acudas a tu dentista para ver la causa de este problema, ya que unas encías sanas no deberían sangrar.

Hay toda una serie posibles causas para este problema más allá de las patológicas: desde un exceso en el cepillado hasta el uso de determinados medicamentos. La acumulación de placa bacteriana es la más habitual de ellas, ya que este tipo de bacterias pueden llegar a irritar las encías y, en última instancia, ocasionar su sangrado.

Llevada al extremo, esta infección bacteriana puede causar Periodontitis, recesión gingival y pérdida de hueso maxilar. Lógicamente en estos extremos será necesaria una atención inmediata para evitar la pérdida de piezas dentales.

Tanto la gingivitis como la periodontitis pueden tratarse y curarse. Ignorar este tipo de enfermedades conlleva la mencionada pérdida de dientes y la posterior necesidad de acudir a los implantes dentales, no sin antes eliminar todos los problemas de encías.

 

sangrado de encias

 

Más causas del sangrado de encías

Otros orígenes del sangrado de encías pueden ser las caries llegadas a un estado avanzado, cambios hormonales en mujeres durante el embarazo, una ortodoncia que no ha sido bien adaptada u otras causas no relacionadas con enfermedades periodontales como por ejemplo la leucemia el escorbuto o una deficiencia de vitamina K.

Evitar el sangrado de las encías

Una buena rutina de higiene bucodental es la mejor de las defensas contra el sangrado. Durante el proceso, no dejes ningún rincón de tu boca sin limpiar, incluidos aquellos de más difícil acceso y tanto interiores como exteriores de los dientes.

 

sangrado de encías

 

Controla la fuerza con la que te cepillas, ya que si te excedes puedes llegar a dañar el esmalte.

Recuerda cepillar también la línea de las encías, ya que es una zona muy propensa a tener acumulación de placa, al igual que sucede con los espacios entre dientes.

Por último, no olvides nunca cepillar tu lengua con suavidad, de esta forma realizarás un repaso completo y conseguirás refrescar tu aliento.