elegir cepillo de dientes
Eligiendo correctamente nuestro cepillo de dientes
18 enero, 2019
morderse las uñas problemas
Comerse las uñas: un problema para nuestros dientes
14 febrero, 2019
Show all

Alimentos que manchan nuestros dientes

Mantener una sonrisa perfecta, con dientes blancos y totalmente sanos, no es sencillo. Existen muchas circunstancias que pueden provocar un oscurecimiento de la dentadura, desde el hecho de tomar cierto tipo de medicamentos durante la niñez hasta ser fumador llegados a la edad adulta.

Pero además, hay muchos tipos de alimentos y bebidas de consumo diario que desgastan el esmaltado de tu dentadura, como aquellas que tienen una excesiva acidez. Otras en cambio adhieren sustancias cromógenas al esmalte, provocando esas desagradables manchas que a nadie gustan.

Para prevenir este tipo de problemas, lo más sencillo es reconocer estos alimentos y  no abusar de ellos al tiempo que mantenemos una correcta higiene bucal en todo momento, pero muy especialmente tras haberlas consumido. Un buen cepillado de dientes y un posterior enjuague bucal pueden disminuir considerablemente sus efectos, reduciendo el impacto sobre nuestro esmalte.

¿Cuáles son los alimentos que manchan nuestros dientes?

El café: Al igual que otras bebidas oscuras, el café puede ocasionarnos manchas permanentes en nuestra dentadura. Es una de las bebidas más generalizadas en la población, por lo que es también una de las que más daño ocasiona. Su alta concentración de cromógenos es la causa de las manchas.

 

alimentos que manchan los dientes

 

Ciertas frutas y verduras: Hemos de tener cuidado con frutas y verduras de un color muy intenso (remolacha, moras, cerezas…). Sus pigmentos puede terminar por adherirse a los dientes, manchándolos como consecuencia. En el caso de los cítricos, el peligro reside en su acidez.

Té: Nuevamente la presencia de taninos es el principal peligro de esta bebida. Hemos de tener una especial precaución con el té negro y rojo, ya que si abusamos de ellos podemos acabar con los dientes en un tono amarillento.

El vino: En el caso del vino, especialmente el tinto y blanco, a la presencia de cromógenos y taninos, se suma un alto nivel de acidez. Un consumo regular terminarán por oscurecer nuestros dientes debido a la filtración de los pigmentos.

 

manchas en los dientes

 

Vinagre y Soja: Estas dos salsas pueden llegar a filtrarse en el esmalte y provocarnos manchas a causa de su fuerte coloración (como es el vinagre de Módena por ejemplo).

Refrescos y bebidas energéticas: Al consabido problema del alto contenido en azúcares de este tipo de productos y el peligro de sufrir caries, también hemos de sumar el de las manchas y el daño al esmalte. En el caso de las bebidas energéticas, el origen de estos problemas reside en su alto contenido en ácidos.

Como decíamos al principio de este artículo, el objetivo no es eliminar por completo de nuestra dieta este tipo de productos si no se desea. Pero si conviene tener consciencia de sus consecuencias y de cómo pueden afectar a nuestros dientes si abusamos de ellos.